20 mayo 2009

Noche de Lluvia..



me estaba fumando un pucho... mirando entre lo oscuro del exterior, las gotas de agua que caían con ese ruido que si logras mantener silencio... es abrumador aveces... recordé como era estar bajo la lluvia... sentir como caen fuerte sobre tu rostro, como golpean y el frió se va apoderando a medida q el agua comienza a penetrarte... hay algo de libertad en el sentir el abrumo, o el frió.. o el agua sobre ti?
recuerdo caminar bajo esa lluvia... sin preocupaciones como el frió, sin pensar en un posible resfrió.. solo caminar, pensar, hablar.. sentir. no logro recordar si estaba sola, creo q comencé caminando sola.. y me encontré con alguien q ese día.. buscaba la lluvia al igual que yo...
aveces, pienso.. en ese cliché q dice que la vida son esos pequeños momentos donde no importan muchas cosas rutinarias que suelen consumirte día a día.. aveces solo volver a recordar como se sienten las cosas por primera vez, maravillarte con eso y disfrutarlo... debería ser una vivencia mas rutinaria en todos nosotros..(o mejor dicho, mas en mi)
quizá... estar bajo la lluvia tiene un poco de eso.. algo que se funde en el sentido de lo primitivo.. de las sensaciones mas básicas que nos recuerdan que estamos vivos.... porque durante todo el resto de vida que sigue a ese segundo.. la pasamos olvidandolo..
hoy, miro y escucho ese sonido abrumador que me llama a salir.. el agua me llama a que salga a jugar con ella.. siento q me volví un adulto, no tengo la valentía de salir a enfrentarlo...

me conformo con recordarlo...hoy no es el día pienso.- "seguro cuando no tenga q pensar calculadamente en mañana, me daré un break y saldré a mojarme " jjajjajja hasta para ser un poco mas pendeja y vivir me complico un poco...
kiza no debo solo recordarlo y atesorarlo por una sola vez, ya que si algún día cuando mas lejos este este momento y me acompañe una posible sordera entonces me lamentare de no llevarlo conmigo, esas ganas de oír.. de sentir la lluvia.. como hoy...

7 comentarios:

Ñoña memoriona dijo...

Es rico salir cuando está como terminando de llover y hay un viento medio tibio. Si es de noche, como que el cielo se ve distinto. Saludos

Francisca dijo...

Siempre he pensado que la lluvia nos intensifica a mil! Es como que el agua que cae se entra a nuestra alma, y nos hace sentir siempre un poco más libres...
Saludos!!!

Anónimo dijo...

Es etxraño... pasé de estar 5 años viviendo con lluvia semi constante a un lugar donde el promedio es 0,5mm/año que en otras palabras se puede resumir como "nada"... y cuando vives en un lugar donde la lluvia es segura decides obviarla, evitarla e incluso odiarla, pierdes aquello que como dices, te regresa a la niñez de mojarte despreocupado, de disfrutar, pasas a la constante preocupación del no-mojarte-arruinar-ropa-y-cosas... luego, como dije, te vas, te alejas de ella y comienzas a extrañarla, lo malo es que cuando se te hace dificil la oportunidad de reconciliarte con ella, porque simplemente ahora vives en el desierto y ella hace años que ha decidido no aparecer...

Disfrutala...

Chevi dijo...

Yo recuerdo esas lluvias penquistas (ahora más que nunca) que caían y no lograban aguar (literalmente) ningún plan..porque estabamos con los amigos, con los vinos en caja y con el tiempo que corría y nadie le prestaba atención..y las ropas mojadas ni por si acaso eran indicio de resfrío...yo creo que no te resfriabas porque ni pensabas en ello...ahora veo la lluvia y me da un disgusto de mierda...me gusta verla...pero ya no la disfruto..supongo, al igual que tu querida amiga...que esa adultez que un día burlamos hoy día nos tiene medio cagados...con sus pro y contras....

*** En las nubes *** dijo...

wow!!!!! prima, es como ke estabamos pensando en algo similar, viste mi última entrada?... bueno es cierto, la adultez te agila, asi literalmente, te pones mañoso, gil, temeroso, y crees ke hacer cosas simples como dejarse mojar y disfrutar la lluvia nos llegan a parecer "cosas locas". Pues despues de mi experiencia ó mejor dicho vivencia con mi chicle decidi disfrutar este tipo de cosas (pendejadas) tal como lo hacen mis hijos, hasta me vi saltando en una cama elastica con la Maty, ni te cuento como me dolian las piernas al otro día, pero eso ya no pasa x adultez sino x "vejez"...jajajajaja!!!!!
Un abrazo prima, y recuerda ke te requiero muchito...

markin dijo...

ir a la lluvía, es distinto que lla venga a ti y te empape.

Preparado, todo parace mejor.

Hay encanto en recibir la lluvia de a dos.

:)
chau.

franco ferreira dijo...

Un momento delicioso el de las gotas de luvia. Es notable que te hayan visitado tantas sensaciones a partir de ellas...

Y es notable que lo hayas resgitrado aquí. Ha sido un gusto, como siempre, saber de ti...

Pero actualiza, chiquitita. Quisiera leerte más ;)